El precio del petróleo en EEUU supero los US$ 100 el barril por primera vez desde mayo durante la jornada de ayer, aunque cerró justo por debajo.

El alza se debe a una reacción a las medidas de incentivo económico anunciadas por EEUU. La especulación sobre un nuevo paquete de incentivos económicos en Estados Unidos finalmente terminó ayer con el anuncio de que el FED (equivalente al banco central de EEUU) inyectará US$ 40.000 MM mensuales en la recompra de deuda con respaldo hipotecario.
Las recientes tenciones en el Medio Oriente también han ayudado a elevar el precio internacional del petróleo.

El precio de la cesta de referencia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) subió el jueves a US$113,47 por barril desde los US$ 113,36 de la sesión anterior, dijo el viernes el grupo en un comunicado.

La razón por la que ponemos tanta atención sobre el precio del petróleo es que este define el precio que pagan Brasil y Argentina por el gas natural que les entregamos.

El precio del gas boliviano para Argentina fue US$ 11,08 por MM BTU en el segundo trimestre y US$ 11,17 en el tercero. Brasil pagó US$ 9,39 en el segundo trimestre y pagará US$ 9,29 en el tercero.

Esto a pesar de algunas declaraciones recientes sobre un precio de más de US$ 13 por MMBTU

Según la publicación en línea, HidrocarburosBolivia.com, el boletín de YPFB que asegura que Argentina pagó US$ 13,65 por MMBTU en el mes de junio contiene “información errada”.

En otro tema relacionado también con la exportación de materias primas que siguen siendo las mayores exportaciones bolivianas a pesar de toda la retorica sobre el valor agregado y la industrialización, hablaremos del problema central que preocupa a los bolivianos en estos días que es sin duda el conflicto minero.

Los cooperativistas han prometido levantar el bloqueo a La Paz. A cambio piden un salvoconducto hasta Colquiri. Mientras que los asalariados aun mantiene intención de paro con el apoyo de la COB.

Según el Diario de La Paz,

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Oscar Calle, ofrece una explicación al problema, aunque no una solución inmediata.

Calle señaló que el conflicto entre mineros asalariados y cooperativistas de la mina Colquiri, es resultado en gran manera, de la distorsión del mercado.

“Tiene gran responsabilidad la distorsión del mercado, es decir, que han existido sectores que han sido favorecidos, que les han liberado del Impuesto al Valor Agregado, mientras otros agentes de la economía juegan en otras circunstancias, con otras reglas. Por lo tanto, se ha distorsionado el mercado, se han generado privilegios y estos hoy día están generando pugnas, no solamente económicas, sino también de poder. Y ahí está el efecto entre cooperativistas y asalariados”, apuntó.

El tema de las diferencias en el trato de unos y otros, o lo que se podría llamar discriminación, es según calle el causante de los problemas. Pasa que algunas actividades no pagan impuestos y otras sí. En el caso de la minería el problema se hace fácil de identificar y contrastar.

Ambos grupos se dedican a la misma actividad y unos no pagan impuestos, mientras el otro grupo que brinda beneficios sociales a sus trabajadores, si debe pagar impuestos. Es decir que el Estado termina cobrando una especie de multa a las empresas estatales o privadas que brindan beneficios a sus trabajadores. Beneficios como seguro médico, aguinaldo, y aportes de jubilación.

Este es un incentivo a la informalidad lo que se conoce como un incentivo perverso. Es un mejor negocio no pagar beneficios y no pagar impuestos.

 

Comments are closed.