El precio del petróleo sigue relativamente bajo tras cer más de 6% en los últimos 30 dias y más de 12% con respecto al año pasado.

Los efectos sobre Bolivia aunque indirectamente son la noticia más importante en la economía nacional.

Es el tema de la subvención a los carburantes que está causando revuelo. Tras el anuncio de que el descuento del iva sobre las facturas de gasolina y diesel se reduciría en 30% a partir del 2013.

El problema es que como han estado diciendo las autoridades, la subvención es insotenible. Y el presupuesto general para el 2013 estima pagar más de US$ 1.000MM en pagar la esta subvención.

El ministro  Luis Arce explicó que el ‘verdadero precio’ del diesel es de Bs 9,56, pero el consumidor paga Bs 3,72, por tanto, la subvención es de Bs 5,84 por cada litro de diesel.

Estas subvención es pasaron de US$ 33MM cuando se implementaron enel gobierno de Banzer a más de US$ 800MM este año. la rezonprincipal es que Bolivia debe importar estos combustibes porque no puede producirlos.

Como escuchamos, es unmuy mal negocio, importar diesel en Bs 9,56 el litro para venderlo en 3,72.

Esto se dá porque desde 2006 la producción de petróleo en el país se ha reducido a poco menos de la mitad.

Según Página 7:De acuerdo con datos de la estatal YPFB en 11 años (2001-2011) la producción de petróleo bajó de más de 16.000 barriles por día a poco más de 4.000 (72%) debido a la declinación de los campos productores por falta de inversión.

Las empresas petroleras del país comenzarán a producir 2.000 barriles de petróleo adicionales en 2013 con el incentivo de 30 dólares en Notas de Crédito Fiscal (NOCRES) que se les reconoce por barril procesado, anunció ayer el ministro de Hidrocarburos, Juan José Sosa.

Este fue uno de los pocos esfuerzos por aumentar la producción de petróleo en el así, aumentando lo que se les paga a las empresas petroleras por producir petróleo. Antes de esto se les pagaba US$ 27 por barril y dado que el precio internacional, aun con la reciente caída, es de US$ 85 el barril, a las empresas que operan en el país no les interesa mucho explorar y buscar petróleo. Pero tampoco mantener los campos existentes que requieren de altos niveles de inversión para mantenerlos productivos.

El gasolinazo fallido de navidad de 2010 fue otro intento por eliminar la subvención y se tuvo que derogar por que las protestas amenazaban con derrocar al gobierno de Evo Morales.

La medida de reducir el descuento del IVA, ahora están generando problemas también. Los transportistas han desafiado al gobierno a eliminar el subsidio si es que quieren hacer este tipo de reducciones.

Algunos analistas también han sido muy críticos de la nueva medida.

El analista Gonzalo Chávez fue citado en Los tiempos de Cochabamba diciendo que Dijo que no entiende cómo el Gobierno coloca bonos a nivel internacional, teniendo que pagar en intereses 22 millones de dólares a capitales externos, “cuando ahora le clava un nuevo impuesto de 49 millones de dólares al bolsillo de las clases pobres, medias y trabajadoras que tienen un automóvil  o usan el transporte público”.

También citan a Waldo López, que añadió que todos los sectores del transporte sindicalizado, nacional e internacional, podrían utilizar como pretexto este argumento, que tiene justificación, para poder incluso plantear un reajuste en sus tarifas.

“En mi criterio, es una media que no tiene una significación grande en términos de recaudación; tampoco va a llegar a disminuir sustancialmente la subvención prevista a los hidrocarburos”, dijo López.

 

Comments are closed.