Hay noticias mixtas para los exportadores bolivianos.

La Aduana Nacional informó que desde el lunes está en vigencia la presentación del Manifiesto Internacional de Carga (MIC) Anticipado en los puertos de Arica, en  Chile, y de Matarani, en Perú, lo que logró reducir en unas 11 horas el paso de los camiones por estas terminales marítimas.

“Esta modalidad de la Aduana nos permite generar o disminuir los tiempos de despacho de 12 horas a una hora y media”, informó la presidenta de la Aduana Nacional, Marlene Ardaya.

El gran adelanto se logra en realidad gracias a que finalmente se usará el internet para mandar información de un punto a otro.

Ahora, la documentación del MIC (Manifiesto Internacional de Carga) se hace desde Bolivia,  llega  a Arica a través de internet, se imprime y  pasa a la Administradora de Servicios Portuarios de Bolivia, y ahí se encargan de hacer la programación para la salida de la mercadería.

Es decir que el retraso era una falla de la aduana Boliviana. La buena noticia es que se ha logrado reducir este trámite de 12 horas.

Para exportar la histories es diferente y las noticias no tan buenas.

Según Los Tiempos de Cochabamba, Dos contenedores de café y quinua, de 20 toneladas cada uno, corren el riesgo de deteriorarse en el puerto de Shanghai,en China.

Los contenedores de productos bolivianos están retenidos desde el pasado 23 de marzo, debido a que el Gobierno, habiendo impulsado la exportación, no suscribió previamente un protocolo bilateral sobre el control fitosanitario.

Pese a que los productos cuentan con el certificado fitosanitario, expedido por el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) de Bolivia, no fueron reconocidos por autoridades aduaneras chinas que exigen dicho protocolo bilateral con fines comerciales.

Al respecto, el presidente de la Federación de Caficultores Exportadores de Bolivia (Fecafeb), Eugenio Quispe, y Román Huayllani, de “Wali Juirá – Bolivian´s Quinoa”, inculparon de esta grave situación a la impericia de las autoridades gubernamentales en materia de comercio exterior y a la falta de conocimiento de las condiciones de exportación hacia el mercado chino.

Según los representantes, los productos exportados están en peligro de malograrse por las condiciones climáticas de calor y humedad.

Mientras las exportaciones aún tiene trabas como las restricciones y prohibiciones a las exportaciones, las importaciones están creciendo.

En el primer trimestre de este  año las importaciones crecieron un 12,76% respecto al mismo periodo de la gestión pasada. Mientras que las exportaciones apenas crecieron un 2,56%.

En el primer trimestre del año Bolivia habría exportado $us 3.121,94 MM las importaciones fueron menores, llegaron a $us 2.373,93 MM Esto resulta en un superávit comercial de US$748MM.

La cifra debe preocupar porque si no se toma en cuenta las exportaciones de gas natural las exportaciones la balanza comercial estaría en déficit, un déficit de US$893MM.

Este no parece un problema pero lo es. El gas es un recurso no renovable y la producción actual empezará a declinar en 2017.

 

Comments are closed.