Los conflictos por las desigualdades en el sistema de pensiones continúan en el país y los efectos sobre la economía nacional se siguen sumando.
En declaraciones que recuerdan aquello que se dijo sobre el TIPNIS y aquello de “quieran o no” se construiría la carretera, el presidente Morales sostuvo que “No hay otro margen más de negociación sobre este tema, digan lo que digan, hagan lo que hagan” refiriéndose al tema de las jubilaciones.
“Las organizaciones sociales en vano están esperando que la propuesta de rentas se vaya a mejorar. Esta es una propuesta última” dijo Morales.
Los argumentos para respaldar un sistema de jubilación con el 100% del salario son muy pobres, económicamente es prácticamente imposible. Es, como dicen las autoridades, es insostenible en el tiempo.
Sin embargo, el argumento de la COB es también irrefutable: si los militares pueden retirarse con el 100% de su salario, ¿por qué no los mineros? Al fin y al cabo, los militares representan un gasto para el estado, incluso antes de jubilarse, mientras que los mineros generan ingresos con su trabajo.
Una posible salida entonces se perfila y va por el lado de reducir la jubilación de los militares, en lugar de aumentar la de los mineros.
Más aun, el Diputados, Adrián Oliva, advirtió que el gobierno del presidente Evo Morales, incumple la Ley Contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación al pagar una renta de jubilación a los militares con el 100% de sus salarios, a diferencia del pago de rentas al sector obrero que cobra menos del 70 por ciento de sus aportes.
Pero esto ya entra en un debate político. Desde el punto de vista de la economía, las jubilaciones del 100% del salario son insostenibles, sin importar el sector.
En otro tema, los conflictos y los paros ya han empezado a afectar a las empresas. Las empresas privadas se quejan por lo bloqueos y pierden dinero y contratos.
La primera empresa en dar señales de quiebra fue precisamente una estatal minera. Me refiero a Huanuni.
Sólo dos días después de empezados los conflictos u el paro de la COB, empezaron a surgir advertencias sobre la posible quiebra de Huanuni.
Ayer el Ministro de minería Mario Virreira dio una explicación muy elocuente de lo que estaba pasando. “Se ha tenido que captar más de 4.500 trabajadores para resolver un problema social” explico. Aunque no llego a anunciar despidos, dijo que podía habrá una “Revisión de estos aspectos”.
La nacionalización llevó a la contratación de estos empleados, aunque en anteriores ocasiones no se había reconocido que el número de trabajadores había aumentado tanto. Antes de la nacionalización, la empresa contaba con apenas 700 empleados.
El enorme aumento en los trabajadores, no fue en respuesta a una mayor necesidad de mano de obra, ni resultó en un aumento en la productividad de la empresa.
Según Virreira el promedio salarial de Huanuni es de 13.457 Bs por mes, y en enero de este año llegó a 14.370 Bs. Aseguró el ministro al confirmar que no se les pagará por los días no trabajados.
La discusión sobre las jubilaciones podría llegar a cuestionar las políticas de contratar trabajadores supernumerarios en las empresas estatales.
El problema de la jubilación continua y los paros y bloqueos siguen afectando los ingresos del país y las soluciones se hacen cada vez más urgentes.

 

Comments are closed.