Las cifras sobre el crecimiento de China han golpeado a los mercados y el mercado del petróleo no es una excepción.

Un informe presentado esta semana por la Agencia Internacional de Energía estima que el precio alcanzará US$ 80 el barril en 2020, pero el alza será gradual. En el corto y mediano plazo, los analistas consideran que el precio está por caer un peldaño y cerrará el año a la baja por la sobre oferta que se estima en medio millón de barriles diarios para 2016.

El precio del oro cayó en 2,5% ayer y cerró en su cotización más baja en casi 6 años. Ni las cifras económicas de China lograron despertar el mercado del oro. Generalmente los anuncios de pobres rendimientos en la economía elevan el pecio del oro porque los inversionistas compran oro a modo de proteger su dinero.

Esta semana un billonario chino compró un desnudo de Modigliani en US$ 238 millones, mientras que otro millonario chino compró dos diamantes en la extraordinaria suma de US$ 77 millones. Algunos analistas señalan el hecho de que algunos multimillonarios chinos buscan refugio en piezas de arte, en lugar del oro, podría afectar el precio del metal precioso.

El mercado de metales de Londres que rige el precio internacional de los metales tuvo una de sus peores jornadas con caídas en casi todas las cotizaciones de los metales industriales.

El precio del cobre cayó en 2%, al igual que el aluminio -0,8%, níquel -0,3%, estaño -1,3% y plomo -0,1%. La caída afectó también a la bolsa de Londres y otras bolsas alrededor del mundo con la caída en las acciones de las empresas que usan estos metales ya que sus utilidades previstas para fin de año están cayendo también.

El efecto en Bolivia se siente también por la falta de inversión en el sector y por la caída en las utilidades de las empresas privadas y estatales.

El presidente de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), Marcelino Quispe, dijo ayer que la Empresa Minera de Huanuni aún está analizando el tema del pago del doble aguinaldo.

La empresa Huanuni cerrará el año con pérdidas lo que pone en aprietos a la administración estatal que ha pedido que se cierren las empresas estatales que pierdan dinero. Lo mismo pasaría si no pagan el doble aguinaldo.

El caso Huanuni es especialmente difícil ya que sus utilidades serán negativas precisamente porque la empresa tiene más empleados de los que necesita.

Los representantes de los trabajadores se niegan a que la empresa reduzca su planilla lo que también significa que el doble aguinaldo golpea especialmente fuerte a esta empresa.

Hay una reunión entre el gobierno y la Central Obrera Boliviana está fijada para hoy y ellos platean que se anule el decreto que extiende el plazo para el pago del doble aguinaldo a las empresas que puedan demostrar que tienen problemas para pagar.

La extensión del plazo no cubre a las empresas estatales ni a la administración pública.

 

Comments are closed.