El precio del petróleo sigue bajo y los anuncios de la agencia internacional de energía (AIE), sólo han contribuido a que se mantenga bajo. Ayer anunciaron que EEUU se perfila como el principal productor de petróleo a nivel mundial superando a Arabia saudita y Rusia, cosa que lograría tan pronto como 2017 gracias al desarrollo de la tecnología “shale”.

Ahora la Agencia ha reducido su predicción de consumo para este año debido a la debilidad de de las economías avanzadas y temores por el desempeño de la economía China.

El FMI dio su predicción para el crecimiento mundial de este año y es de 3,3%, con lo que no se espera que el precio del petróleo  se recupere. De hecho el precio ha caído en más de 12% desde el año pasado

Como sabemos, el precio del petróleo tiene efectos directos sobre la economía Boliviana. Sus fluctuaciones rigen el precio del gas natural que Bolivia exporta, pero también rige el precio de los combustibles que Bolivia importa.

Y por lo tanto también rige el tamaño de la subvención a los carburantes que se ha convertido en un tema económico importante en los últimos días con la reducción del crédito fiscal aplicable a la compra de combustibles.

Según El Deber de SC: El ministro de Economía, Luis Arce, puso el siguiente ejemplo para explicar la medida:

Si una persona compra Bs 100 de gasolina, cuando presenta esa factura a Impuestos, obtiene un crédito fiscal de Bs 13, dinero que ya no se le descuenta de su salario por IVA.

Pero, con la nueva norma, que está contenida en el proyecto del Presupuesto General del Estado 2013, sólo se contabilizará Bs 9,1 para crédito fiscal y los 3,9 pasarán al Tesoro para aliviar el costo de la subvención.

El dinero recaudado por este concepto, explicó Arce, representa el 5,6% de la subvención, es decir, alrededor de US$ 56 MM.

Esto significa que son los contribuyentes al estado, las personas que pagan impuestos los que correrán con la cuenta. Los bolivianos que forman parte del sector formal y están registrados para pagar impuestos son quienes deben ayudar a pagar el subsidio.

Esta medida no es lo que se diría un aliciente para pagar impuestos. De hecho el mismo ministro Arce ha estado haciendo anuncios que desalientan al tema de pagar impuestos, se ha anunciado por eejmplo que se piensan elevar las recaudaciones en 30% en el año que viene.

La medida para dela reducción del crédito fiscal por carburantes, representa una parte de ese incremento en las recaudaciones.

El problema de los carburantes es serio, Según los tiempos de Cochabamba, Miles de transportistas junto a sus motos continuaban ayer haciendo largas filas en los surtidores de las poblaciones de Ribertalta y Guayaramerín, departamento de Beni, mientras la Agencia Nacional de Hidrocarburos  (ANH) aseguraba que la gasolina llegó el domingo.

Los contrabandistas empezaron a llevar gasolina desde Brasil para cubrir la demanda en estas regiones y se llegó a vender gasolina hasta en 25 Bs el litro.

Pero volvamos al tema de los impuestos. Según el Ranking mundial de facilidad de hacer negocios del BM. Bolivia ocupa el puesto 155 en el ranking del 2013. Pero cuando se trata de la facilidad para pagar impuestos estamos en el puesto 180, es decir que solo hay 5 países en todo el mundo donde pagar impuestos es menos costoso que en Bolivia.

En Bolivia una empresa mediana debe invertir 1.025 horas anuales en trámites para pagar impuestos, casi tres veces el promedio regional y 9 veces más que el promedio de los países desarrollados.

Se paga también 42 impuesto en total, el promedio regional es de 30 y de los países desarrollados es de 12.

Para terminar pagando el doble de lo que pagan las empresas de los países de la región y el doble también de lo que pagan las empresas en los países desarrollados.

 

Comments are closed.