El precio del petróleo se disparó en los últimos dos días debido a la ofensiva islamista que se ha presentado en Irak.

Los revendes llegaron a tomar Mosul, la segunda ciudad más importante del país. Por ahora los ataque no han afectado la producción petrolera pero los mercados están en alerta.

Irak es el segundo mayor exportador de petróleo de la OPEP.

En otras noticias, en Bolivia la cumbre del G77 más China, sigue causando polémica.

Según ANF, La diputada disidente del Movimiento al Socialismo, Rebeca Delgado, presentó este jueves, ante el Tribunal Constitucional Plurinacional, una impugnación del decreto gubernamental que autorizó, en febrero pasado, la erogación de recursos extraordinarios para cubrir los gastos de la Cumbre del G-77 que se realiza en Santa Cruz.

Delgado llegó a Sucre para plantear ante el TCP un recurso directo de nulidad contra esa norma, argumentando que la misma estaba fuera de norma, puesto que el presupuesto general de la Nación previsto para este año no había contemplado recursos adicionales que debieron ser aprobados mediante una ley expresa.

En un tema relacionado, Según El Diario de La Paz, el G77+China representa 62% del total de las importaciones bolivianas. (Si, los números no cuadran el G77 + China en realidad está conformado por 133, solo que el nombre se quedó en 77).

En el balance general, Bolivia registró superávits bilaterales sólo con 20 países y déficits con 79. Para los privados, la cumbre debe servir para promover la apertura de nuevos mercados a la producción nacional pero con valor agregado.

Bolivia mantuvo el año pasado relaciones comerciales con 99 países del G77+China. Las exportaciones bolivianas llegaron a 40 países, mientras que se importó desde 99 países. El Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) explica que, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), las ventas bolivianas al G77+China esa gestión sumaron poco más de $us 8.630 millones, un 71% del total exportado por el país al mundo, pero si de “desgasifica” el comercio exterior, el balance sería negativo para el país.

Por el lado de las importaciones, el grupo representa 62% del total de las compras externas bolivianas. Si bien el saldo positivo en el intercambio con el G77+China resultó superavitario en 2.849 millones de dólares en la gestión 2013, la realidad es que -excluyendo el gas exportado al Brasil y Argentina- el intercambio “desgasificado” con el G77+China resultaría negativo en 3.263 millones de dólares.

Bolivia entonces registró superávits bilaterales con 20 países y déficits con 79. Los mayores superávits en el 2013 fueron con Brasil, Argentina y Colombia. Los más grandes déficits comerciales se registraron con China, Chile e India.

El IBCE señala que Bolivia registró una relación comercial con 99 de los 132 países que completan este grupo. Bolivia aún no registró exportaciones ni importaciones con 33 países miembros del G77+China.

La idea de los privados de aprovechar esta reunión para fortalecer relaciones comerciales puede ser una gran oportunidad, dado que las relaciones comerciales del país han sufrido por lo que el Banco Mundial llama una actitud estatista y una falta de cumplimiento de las leyes que deben proteger a las inversiones.

 

Comments are closed.