En el mercado internacional, el precio del oro ha caído en 28% en 2013 y la tendencia sigue en picada.

En los últimos 30 días el oro perdió 4,6% de su valor. El mercado mundial está siendo afectado por especulación sobre el próximo paso de la reserva federal de EEUU y el desempeño de las economías desarrolladas.

El oro es usado como una forma de refugio de las crisis económicas, por lo que un periodo de expansión económica suele resultar en menores precios. Es un poco un tema de confianza en la economía. Quienes tienen sus ahorros en oro lo venden para convertirlo en dinero que pueden invertir en proyectos productivos. Pero si la economía no promete buenos retornos, entonces vuelven a comprar oro para esperar una mejor oportunidad.

Mientras en el resto del mundo el precio del oro está bajando e incluso hay una investigación internacional sobre la manipulación del precio del oro, en Bolivia el precio esta subiendo.

Según el Día de Santa Cruz, los orfebres, artesanos y relojeros rechazan el impuesto para la comercialización de piedras y metales preciosos. Advirtieron que esta normativa provocará el incremento en el precio del gramo de oro.

Según los joyeros artesanales, el Servicio Nacional de Registro y Control de la Comercialización de Minerales y Metales (Senarecom),  no les permite comprar directo de los mineros, porque les piden descontar el arancel, por lo tanto, prefieren trabajar con las “chafalonías” usadas.

“Compramos anillos, cadenas y otras joyas, porque no tenemos acceso a los mineros, el Senarecom pide un cartón “, aseguran los joyeros.

El arancel para la producción minera es de 7% para la minería mediana legal registrada para pagar impuestos. Y es de 0,04% para la minería cooperativa.

Pero hay más detrás del precio del oro en Bolivia y es que el oro tiene cualidades perfectas para el blanqueo de dinero que viene de actividades ilegales.

Si un narcotraficante quiere lavar su dinero usando oro, resulta muy fácil hacerlo ya que el oro no se puede rastrear y es muy fácil de transportar, una persona puede portar cientos de miles de dólares en oro y joyas sin necesidad de transportar enormes maletas de dinero de papel.

Según Siglo 21, en los ríos afluentes del Madre de Dios en territorio peruano hay cientos de dragas ilegales que extraen el oro y lo trasladan en parte a territorio boliviano. Otros llevan las amalgamas que contienen oro a Puno, donde se elimina el mercurio usando sopletes, hasta recuperar el metal. La frontera es tan abierta que el oro va y viene sin restricción.

Según el experto Jorge Espinoza Morales, todos los años el Ministerio de Minería y Metalurgia (MMM), entre otras cifras estadísticas publica la producción y exportación de minerales. Como es de esperarse, en el caso de otros minerales, Bolivia exporta casi todo lo que produce.

En el caso del zinc, en 2012 Bolivia exportó 98% de la producción, en plata 99%, en estaño 84% y en plomo 96%; mientras que en el caso del oro, Bolivia exporta 22,68 toneladas cuando sólo produjo 7,05; se exportan 15 toneladas más de las que se producen.

Esta cifra, es extraña porque ha permitido ve algo que rara vez se ve claramente. Las cifras sobre la economía ilegal son, por definición, difíciles de conseguir. Sólo en oro, la economía ilegal en Bolivia logró lavar, el equivalente a 15 toneladas de oro. A un precio promedio de US$1300 la onza troy eso es alrededor de US$570MM. La economía ilegal es muy importante para Bolivia.

 

Comments are closed.