Las exportaciones Bolivianas sufren bajo las nuevas normativas que las perjudican. El panorama internacional ya ha reducido el consumo y la demanda de los países desarrollados que compran las materias primas que produce el país, pero las trabas internas, son un impedimento mayor.

Ayer se supo que en Bolivia se importan más productos de madera de los que se exportan, Las importaciones de productos de madera en Santa Cruz durante la gestión 2012 han superado a sus exportaciones y su balanza comercial es negativa en US$3MM, informó la Cámara Forestal de Bolivia (CFB).

Las exportaciones de productos maderables cruceños, desde el año 2011 vienen sufriendo un decrecimiento sustancial, el cual se ha acrecentado en este último año, llegando a septiembre de 2012 a sufrir una caída de casi el 50%.

Los motivos citados por la cámara forestal son precisamente la reducción en la demanda, pero también las trabas a las exportaciones y la burocracia en los trámites de exportación. Lo que lleva a la paradójica situación de importar más productos de madera de los que se exportan.

Este s un problema conocido para otros sectores. Según El Día de SC, El Ingenio Azucarero Unagro, cerró su zafra ayer, con un saldo positivo 3,5 MMt de azúcar y un récord en molienda de 2MMt de caña.

Luis Barbery, presidente del ingenio y al mismo tiempo de la Cámara de Industria y Comercio, ha manifestado que de las 180 mil toneladas de azúcar para exportar apenas el sector pudo materializar 60 mil. “Esto nos ha significado de hecho, no poder percibir al menos 20 millones de dólares”, precisó.

El sector, para el 2013 pide  al Gobierno eliminar el Decreto que supedita la exportación de azúcar a los permisos.

Las prohibiciones se deben en teoría a que se busca abastecer primero el mercado interno. Pero la historia y la experiencia mundial indican que cuando se frenan las exportaciones la producción sufre.

Es decir que si a los productores se le prohíbe exportar, pierden el incentivo para producir. El resultado final es que no se logra abastecer ni siquiera el mercado interno. Un ejemplo podría ser el trigo.

Según El Deber de SC: Desde la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo) indicaron que por distintos motivos, la superficie de siembra de trigo que en 2010 fue de 107.000 hectáreas, en 2011 bajo a 68.323 hectáreas y hasta noviembre de 2012 la siembra fue de 68.000 ha.

Los esfuerzos estatales, de producción propia, también son una competencia desleal para los productores privados.

Desde la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos, (Emapa) explicaron que para la nueva campaña agrícola 2012-2013 tienen planificado extender su área de producción. De todos modos, la producción interna, la privada más la estatal no llegará a cubrir un tercio del consumo interno.

La solución es importar harina, generalmente desde Argentina. Esto es doblemente perjudicial para la producción interna, ya que esta harina importada se vende con un subsidio en el mercado interno. Es decir que el Estado a otros países compra harina cara para venderla más barata. Mientras que los productores internos, los bolivianos, deben seguir produciendo harina para competir, sólo en el mercado interno, con harina extranjera subsidiada por el Estado.

Otro de los desafíos auto impuestos en Bolivia es el tema de la seguridad jurídica. Los más de 50 empresarios agrícolas que denunciaron hace algunas semanas que sus tierras habían sido tomadas por personas que estaban vendiendo lo que ellos habían producido, además de las maquinarias y ganado en los que habían invertido, aun no tiene una respuesta positiva de parte de las autoridades.

En Bolivia este tipo de robo se conoce como avasallamiento y bajo este nombre, ya no se considera un robo, las personas que cometen estos atracos, son llamados comunarios y por alguna razón misteriosa ya no pueden ser tratados como personas normales ante la ley.

Estos son los desafíos del agro en el país, esto sin contar con lo que les pasa a otros inversionistas del agro como el arrocero estadounidense Ostreicher.

 

Comments are closed.