El precio del petróleo ha estado subiendo por influencia de la crisis en Siria, sin embargo hay factores de producción que tiene un efecto más real sobre los mercados.

La producción petrolera de Arabia Saudita, el mayor exportador mundial alcanzó su nivel más alto de los últimos 32 años, y aun así el precio está subiendo. Esto no por el temor de una intervención en Siria sino por una reducción en las exportaciones de otros países de la región. La reducción en las exportaciones de Libia es una de las principales causas de la reducción en las exportaciones de petróleo de la OPEP.

El precio del petróleo tiene un fuerte efecto sobre la economía Boliviana que depende en gran parte de los ingresos que recibe por las exportaciones de gas natural a Argentina y Brasil. El precio de venta está ligado al del petróleo a través de una fórmula y una canasta de hidrocarburos, con lo las que el precio se ajusta trimestralmente.

Las importaciones de diesel, gasolina y de GLP también están ligadas al precio del petróleo a nivel mundial. Las importaciones de combustibles llegaron a representar casi un tercio de las exportaciones Bolivianas en 2011 y 2012. Por lo que vale la pena tener siempre en mente el precio internacional del petróleo.

Para Bolivia el precio de las importaciones de combustibles reacciona de forma mucho más directa a los cambios en el pecio del petróleo en el mercado mundial ya que compramos combustibles a pecio de mercado.

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) de la ONU, el desempeño del comercio exterior de América Latina y el Caribe refleja la débil coyuntura económica mundial. En 2013 se proyecta un crecimiento del valor de las exportaciones regionales de tan solo 1,5% (3% en volumen y -1,5% en precio), similar a la expansión de 1,4% registrada en 2012.

Entretanto, el valor de las importaciones se expandiría 4,5%, con lo que el superávit comercial de la región, que alcanzó los 41.000 millones de dólares en 2012, se reduciría a 8.000 millones de dólares en 2013, según estimaciones presentadas, en un nuevo informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

En su documento anual “Panorama de la Inserción Internacional de América Latina y el Caribe 2013”, el organismo señala que el débil contexto económico internacional sigue afectando el dinamismo del comercio mundial.

En el caso de Bolivia la Cepal espera que este año las exportaciones bolivianas aumenten en 11,1%, muy por encima del promedio regional que se reduciría en 1,7%. El mayor aumento sería el de las exportaciones a la Unión Europea con un aumento de 30,9% mientras que las exportaciones a Países de América latina aumentarán en 15,6%; Al Asia 10,3%; mientras que las exportaciones de Bolivia a EEUU caerán en 0,3%.

En el tema de las importaciones el panorama es diferente: mientras las exportaciones a EEUU disminuyen, las importaciones mostraran un aumento de 41%; las importaciones de la UE aumentarían en 35,8%; del Asia en 19,6%; mientras que las importaciones de América latina caerían en 4,5%.

Según estas cifras de la Cepal las importaciones regionales aumentarán en 4,7% durante el 2013, mientras que en el caso de Bolivia el aumento sería de 10%.

Según Los Tiempos de Cochabamba, en el V Foro de Inversionistas de América Latina y China celebrado esta semana en Pekín, subrayaron las oportunidades que generarán invertir en infraestructura para ambas partes.

La inversión en infraestructura en los países latinoamericanos, donde se presume que el desarrollo está 20 años atrasado con respecto a China, permitirá la continuidad del crecimiento económico mientras que el boom por las materias primas empieza su declive.

El jefe del Departamento de Infraestructura del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Jean Marc Aboussouan, calculó en torno a los 200.000 millones de dólares la inversión regional en infraestructuras, en los próximos años.

 

Comments are closed.