El precio del petróleo ha repuntado en casi 40% en lo que va del año. Sin embargo los analistas de Goldman Sachs sostienen que esta recuperación es prematura.

EN un reciente análisis aseguran que el mercado sigue con sobre oferta, de hecho en enero se estimaba que el año cierre con una sobre oferta de 1,3 MM barriles diarios y a hora se estima que la sobre oferta será de 1,9MMbd.

Los productores de petróleo shale de EEUU están reaccionando al pequeño incremento en el precio con mayor producción, esto reforzaría la idea de un nuevo equilibrio en el mercado. Un equilibrio que ahora lo definen los petroleros en EEUU.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) proyectó  ayer que el  precio del petróleo no superará los 100 dólares el barril durante la próxima década, según el portal de Wall Street Journal.

El informe, al que tuvo acceso esa publicación económica, prevé que los precios del crudo rondarán los 76 dólares por barril en 2025 en el escenario más optimista. Una previsión pesimista que hace que el cártel contempla recuperar los límites de producción para influir en el mercado, según un borrador del informe de estrategia de la OPEP.

En el Presupuesto General del Estado 2015, el Ministerio de Economía proyectó que el barril se situará en 80,3 dólares.

El documento de la OPEP además, contempla situaciones en las que los costos del crudo caen por debajo de 40  dólares por barril en 2025. “100 dólares no es en cualquier escenario”, dijo el delegado de la OPEP durante una presentación de la estrategia de la OPEP la semana pasada.

La caída en los ingresos por las exportaciones en Bolivia se han sentido durante el primer trimestre y esto se debe en parte a la reducción del precio del petróleo y otras materias primas.

Ahora que es vidente que el famoso “blindaje de la economía nacional” no era más que un espejismo, las perspectivas para el resto del año dependen cada vez más de lo que pase en el mercado internacional de los productos que exportamos.

Para el estaño las perspectivas no son buenas y el precio ha estado cayendo después de un pequeño repunte.

En otros sectores como el agro, los precios ha sido afectados por las devaluaciones en los países vecinos lo que les ha permitido bajar sus costos de producción en términos relativos. Esto los hace más competitivos.

Los primeros resultados los vimos a través de la llegada de más productos de los países vecinos, por vías legales e ilegales.

Según El Deber de Santa Cruz, el presidente de la Federación Nacional de Cooperativas Arroceras (Fenca) Aurelio Cayoja, dice que su sector está preocupado por el ingreso de arroz de contrabando, principalmente desde Brasil y Argentina, un negocio fuertemente motivado por la devaluación de sus monedas.

Para Cayoja, El panorama es complicado, pues el bajo precio y la ilegal competencia en un mercado saturado ya por el arroz importado legalmente, torna crítica la situación para la próxima cosecha, por lo que se anticipa que el área de siembra vuelva a caer.

Esta es una muestra muy clara de la vulnerabilidad de la economía nacional ante los shocks externos, la producción del agro está en riesgo al igual que la producción minera y los ingresos por la venta de gas natural. Las exportaciones de los tres sectores cayeron en más de 20% durante el primer trimestre.

Estos son los momentos en los que un blindaje la vendría muy bien a la economía nacional.

 

One Response to 12 mayo 2015 – Análisis Económico

  1. Wilfredo Luna dice:

    Tras lo visto en el mercado internacional, precios internacionales, la baja de las materias primas, influenciadas principalmente por la desaceleración de la economía china y la sobreoferta del petróleo (protagonizado por la autoabastecimiento de Estados Unidos), de manera interna se ve muy negativo lanzar un presagio para la economía nacional, considerando que el famoso “blindaje de la economía” se basaba principalmente en el cambio o implementación de “matriz productiva” (priorizando el mercado interno quitando de esta manera competitividad a la producción interna), la cual sólo se quedó en discurso, y no nos olvidemos de la tan famosa “bolivianización” la cual hoy en día le quita competitividad a las exportaciones vs las importaciones.