El buró australiano de meteorología anuncio este martes que la temperatura de la superficie del Pacífico tropical de ha calentado substancialmente durante las últimas semanas, lo que probablemente indica que las temperaturas de la superficie marina subirán durante los próximos meses.

También se ha presentado un viento fuerte que llega al Pacífico Oeste el viento es el más fuerte detectado desde 2009. El último fenómeno de El Niño empezó en 2009.

Las advertencias Australianas llegan una semana después de que el instituto del clima de EEUU declaró una probabilidad de 50% de que se genere un fenómeno de El Niño durante este año. Días antes, los pronósticos oficiales de Japón indican algo similar.

Las noticias ya han afectado el precio de algunas materias primas agrícolas en el mundo y podrían empeorar la situación en las zonas afectadas por inundaciones en Bolivia.

Según Los Tiempos de Cochabamba, Un tribunal brasileño condenó ayer a las centrales hidroeléctricas de Jiraú y Santo Antonio a proveer ayuda a los miles de damnificados por la crecida del río Madeira, en la Amazonía, por considerar que estas represas contribuyeron a agrandar la inundación.

La decisión cautelar, tomada por el juez federal, obliga a las empresas responsables de las hidroeléctricas a proveer a las poblaciones afectadas todas sus necesidades básicas, incluyendo vivienda, alimentación, transporte, educación y salud, según un comunicado.

La central de Santo Antonio, a 10 kilómetros de Porto Velho, ya está en operación, mientras que la de Jiraú, a 136 kilómetros río arriba, cerca de la frontera con Bolivia, está en construcción y comenzará a operar en 2016.

La Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) pidió a las autoridades del Gobierno central realizar las representaciones diplomáticas necesarias ante el Gobierno de Brasil para tener una respuesta respecto a los efectos que han generado en Bolivia la instalación de las hidroeléctricas Jiraú y Santo Antonio, emplazadas sobre el río Madeira.

El presidente de la CAO, Julio Rodas recordó que ya hace un par de semanas se advirtió la subida de las aguas en el río Madeira y las consecuencias en el departamento del Beni.

Los productores de Soja ya han anunciado que su producción será afectada por las inundaciones y las crecidas de los ríos, y esto no sólo en las zonas de inundación afectadas por las represas.

Los efectos del clima con las lluvias y los efectos de la negligencia con la construcción de las represas brasileñas son sólo dos de los fenómenos que afectan a la capacidad de producción del agro en Bolivia.

Según El Diario de La Paz,

La Asociación Nacional de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo) insiste en la plena liberación de las exportaciones, según lo señalaron por separado el expresidente de la entidad, Reynaldo Díaz, y el titular en funciones, Demetrio Pérez.

El Gobierno, en el marco de su política de asegurar el abastecimiento del mercado interno a precio justo, aprobó los decretos 29524 y 0725 en abril de 2008 y diciembre del 2010, respectivamente que establecen la incorporación del sistema de bandas de precios para la otorgación de los permisos de exportación.

Esto quiere decir que los productores bolivianos deben recibir menos por su producción que los productores del resto del planeta. Más aun están prohibidos de llegar a los mercados en los que se paga mejores precios.

La banda de precios y las licencias de exportación de soya aplicadas a la producción y exportación del grano han sido calificadas de “perjudiciales” para la cadena productiva.

 

Comments are closed.