Desde principios de año el precio del petróleo ha logrado revertir una caída y muestra un aumento de 0,2% en su precio. Aun así su precio de hoyes 13,6% más bajo que en estas fechas hace un año.

El oro ha perdido 5,68% de su valor en lo que va del año.

La plata también ha caído en 5,05% desde el inicio del año. El estaño está levemente al alza y el Zinc ha perdido 5% de su valor en  lo que va del año.

Hay buenas noticias que llegan del exterior y están relacionadas con el comercio y las remesas.

Según el BCB las remesas del mes de enero de 2013 alcanzaron US$98,7MM, monto superior en 23,5% respecto a similar mes de 2012 y superior en 3,0% respecto al mes anterior.

Esta es una de las señales positivas que dicen más de la reactivación de las economías extranjeras, de lo que dicen de la situación económica de Bolivia. Las remesas habían sido golpeadas por la crisis económica de Europa y EEUU.

De hecho la crisis fue tan dura que muchos bolivianos que salieron en búsqueda de trabajo se vieron obligados a regresar a Bolivia.

La recuperación de la economía mundial tiene otras repercusiones también. Las exportaciones han estado creciendo y las cifras de enero son alentadoras.

El viceministro de Comercio Interno y Exportaciones, Huáscar Ajata, señaló que las cifras de que dispone ese despacho de Estado han permitido establecer que “hay un 50% en el crecimiento de las exportaciones” a enero de este año respecto a similar período del año anterior.

Los datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), corroborados por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), señalan que las exportaciones nacionales a enero de 2013 crecieron un 54% en valor comparadas al mismo mes de 2012, siendo impulsadas por las ventas externas de hidrocarburos y minerales, criterio compartido con el Gobierno.

El aumento en las exportaciones en enero de este año no fue homogéneo. En enero de 2013 las exportaciones de textiles y confecciones registraron un descenso del 20% en relación al mismo mes de 2012 en términos de valor mientras que su volumen se vio disminuido en un 37%.

Fue el sector con la mayor caída en sus exportaciones.

Las exportaciones tradicionales fueron las que más crecieron y esto gracias a un aumento en los precios y volúmenes de los hidrocarburos.

En el primer mes del 2013, las exportaciones tradicionales sumaron US$884MM, logrando un incremento del 53% respecto al mismo período del año anterior, es decir US$306MM más en términos de valor. El volumen exportado creció un 35% (casi 500 mil toneladas adicionales). Las exportaciones tradicionales representaron el 86% del total exportado.

Las exportaciones de productos no tradicionales totalizaron (menos minerales e hidrocarburos) US$140MM, lo que representó un incremento en comparación al 2012, del 58% en términos de valor y 49% en volumen.

Sin embargo, su participación sobre las exportaciones globales representó sólo el 14% del total exportado.

Las exportaciones tradicionales representaron el 86% del total exportado. Es decir gas y minerales.

Las no tradicionales y esto no necesariamente las que tienen algo de valor agregado sólo representan el 14% de lo que exporta Bolivia.

La dependencia de las materias primas sigue siendo un problema para nuestra economía.

 

Comments are closed.