El Índice de Precios de Productos Básicos de Exportación de Bolivia (Ippbx) disminuyó sistemáticamente a lo largo de 2013, dando como resultado una caída acumulada de 8,4 por ciento, donde destacan los descensos en los precios de los minerales (19,9 por ciento), productos agrícolas (10,3 por ciento) e hidrocarburos (4,6 por ciento).

El informe de Política Monetaria 2014 del Banco Central, dado a conocer ayer, explica que “la caída observada en los precios de los minerales se concentró principalmente en la primera mitad del año (20 por ciento), por el estancamiento de la demanda de importantes economías como China”.

El costo de los hidrocarburos registró ligera tendencia a la baja. La cotización del oro cayó 27 por ciento junto a los cereales y el azúcar.

La caída en el precio del petróleo tiene varias implicaciones para Bolivia, por un lado el precio del gas que vendemos ha estado cayendo porque está ligado mediante una fórmula a otros combustibles. Por otro lado, dado que Bolivia importa gran parte de los combustibles que consume, la caída en el precio ha ayudado a contrarrestar la fortaleza de la moneda nacional que hace que estas importaciones de diesel y gasolinas sea más cara.

Por el lado de los alimentos la caída en los precios internacionales ha perjudicado a algunos de los pocos exportadores de alimentos Bolivianos que no tienen prohibiciones parar exportar, pero por otro lado ha sido un punto positivo ya que Bolivia importa cada vez más alimentos.

El peligró aquí es caer el patrón Venezolano don de más del 80% de loa alimentos son importados. Aunque también está el riesgo de caer en las fallas argentinas donde las políticas de restricción a las actividades en el agro han llevado a ese país de uno de los mayores productores de trigo a prohibir las exportaciones para evitar el desabastecimiento interno.

La economía nacional está bajo escrutinio internacional.

Mientras el país va quedando bajo las aguas, un dinámico y revelador debate se da entre el FMI y el presidente Evo Morales.

El organismo internacional decidió dar algunos consejos muy puntuales: 1) el BCB no debe hacer préstamos a empresas estatales, 2) hay que crear un fondo de ahorros.

Muy molesto, el presidente dijo que en lugar de estar dando nuevos consejos, el FMI debería resarcir a todos los países que fueron perjudicados por sus anteriores consejos.

Hace menos de dos semanas el presidente Evo Morales dijo que le había pedido ‘al Ministro de la Presidencia convocar a técnicos de la CAF, BID, Cepal y que mejor otras instituciones y organismos internacionales para debatir, escuchar sus recomendaciones, reflexiones de cómo el crecimiento económico sea sostenido a mediano y largo plazo’, dijo.

Ahora el presidente ha pedido que al menos el FMI se mantenga al margen de estos consejos.

En cuanto  los préstamos a empresas estatales claramente no estamos siguiendo el consejo del FMI.

El Banco Central de Bolivia (BCB) otorgará 4.500 millones de bolivianos como crédito para YPFB, Entel, Comibol y la Azucarera San Buenaventura. El presidente del BCB, Marcelo Zabalaga, en la presentación del Informe de Política Monetaria 2014, dijo que al menos la mitad de los desembolsos serán para Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB)

En cuanto a ahorrar las ganancias extraordinarias que trajeron los altos precios de las materias primas o lo que se conoce como el súper ciclo de las materias primas, es posible que ese concejo haya llegado demasiado tarde. Los precios han empezado a caer y Bolivia no pudo aprovechar los altos precios para ahorrar y en su lugar hemos usado esos recursos para aumentar el gasto público.

 

Comments are closed.