El presunto caso de corrupción en YPFB domina las noticias económicas en esta jornada y las acusaciones llegan hasta lo más alto de la institución.

Recordemos que ya hay un expresidente de YPFB en la cárcel por corrupción. El fiscal Leopoldo Ramos considera que dentro de las nuevas investigaciones por corrupción en YPFB, se movieron más de Bs 5 millones.

Pero hay algunas noticias que podrían ser más alentadoras que para la economía nacional que un nuevo caso de corrupción.

La exploración minera en el país tendrá a Potosí como el departamento mejor financiado con la nueva inversión en prospección y exploración minera, a cargo del Servicio Geológico Minero (Sergeomin) que destinará Bs 78 millones para esa finalidad a nivel nacional. Potosí percibirá alrededor de Bs 50 millones dijo a EL DIARIO, el director de la entidad, Grover Salamanca.

Los Tiempos de Cochabamba, asegura que el plan de exploración 2015 del Sergeomin incluye la búsqueda de uranio en siete de los nueve departamentos del país, donde se identificaron 22 zonas con indicios del mineral, la mayor parte en Potosí.

De hecho en todas las 22 exploraciones previstas en Potosí, se busca Uranio; y en seis de ellas se buscan además algún otro mineral.

El viceministro del sector, Víctor Hugo Llanos, admitió que hasta el presente no existe en el país un solo yacimiento mineralógico nuevo con su respectiva carta geológica. “No hay un solo yacimiento evaluado” asegura Llanos.

Esto no es una sorpresa dada la mala imagen del país para las inversiones mineras. Según los directores ejecutivos de las 800 empresas internacionales de minería más grandes del mundo, Bolivia es el país con menor respeto a las leyes de propiedad de las concesiones. Lo dice el más reciente informe de minería del instituto Fraiser.

Son los avasallamientos de minas que quedan sin resolución y menos protección de la policía o las leyes de Bolivia los que han eliminado las inversiones en exploración en el país.

Así como las nacionalizaciones eliminaron las exploraciones en gas natural, Bolivia tiene una mala reputación en el tema de protección de los derechos de los inversionistas. Lo dijo el reporte de facilidad de hacer negocios del BM.

El gobierno está ahora en campaña para tratar de atraer inversión privada al país, lo reconoció el vicepresidente Álvaro García Lineras en su última visita a EEUU y las entrevistas y publicidad en CNN.

El tema es vital sobre todo en el sector de los hidrocarburos en el que los yacimientos encontrados durante la época neoliberal, se empiezan a agotar. Lo que es una mala noticia debido a que no se hizo más exploración desde entonces.

Las opciones de inversión en Bolivia siguen concentradas en la explotación de materias primas. Y dada la caída de los precios en el sector será difícil encontrar inversionistas. Más aún cuando el BM dice que Bolivia es el país en el que es más difícil pagar impuestos a nivel mundial. Cambiar este sistema podría ser una buena forma de alentar a los nuevos inversionistas.

 

Comments are closed.