El precio del oro ha caído en 2% en lo que va de abril, 5,6% desde mediados de abril del año pasado y más de 12% de su valor desde su último pico en octubre 2012.

Otros metales preciosos también han perdido valor. El precio de la plata cayó 4,46% en los últimos 30 días y se cotiza 12% por debajo de su pecio de hace un año, el tema es importante para Bolivia ya que la plata es la mayor exportación minera nacional según valor.

El cobre que es utilizado como un indicador de la demanda mundial de metales industriales, ha estado perdiendo valor también y muestra una reducción de 5,33% en lo que va de este año y muestra una caída de más de 8% con respecto a abril del 2012.

En general las cotizaciones de los metales no han empezado el 2013 con buenos precios.

El efecto sobre la minería nacional ya empieza a sentirse. Según una nota de Página 7 de La Paz, las utilidades o ganancias de la Empresa Metalúrgica Vinto (EMV) disminuyeron de Bs96MM en 2011 a Bs33 MM en 2012, un descenso del 66%, por la caída del precio internacional del estaño, informó su gerente general, Ramiro Villavicencio.

A propósito de Vinto, han surgido discrepancias en la cantidad de estaño que se hizo humo en la fundición de la Empresa el año pasado por un mal uso de los equipos de fundición.

Para estimar la cantidad se intenta establecer cuánto estaño había en la fundición, pero ni en esto hay consenso; la empresa estima que tenía alrededor de 423t mientras que un informe de la Universidad Técnica de Oruro dice 1.456t y un informe de la Brigada Parlamentaria dice 922t.

En fin que cientos de toneladas de estaño zinc y otros metales se hicieron humo y han caído en forma de contaminación en un radio 15Km alrededor de la operación.

Pero volviendo al tema de las ventas del año pasado, Según Villavicencio “Evidentemente hubo un bajón debido a la cotización del precio internacional del estaño que se registró en los primeros ocho meses de 2012. Hubo un tiempo en que compramos caro el metal y lo vendimos barato, siempre hay un factor de riesgo”, explicó Villavicencio.

Esta práctica de comprar caro para vender barato es más frecuente de lo que el sentido común indica. Las obligaciones salariales de la empresa que tiene más empleados de los que necesita obligan a almacenar mineral cuando el precio internacional está alto, para poder tener algo de flujo cuando el precio caiga.

Es así que el precio del estaño aumentó en más de 6% durante 2012 pero las utilidades de Vinto cayeron en 66%.

Pero Bolivia no es el único país de la región en el que las cifras del primer trimestre de este año preocupan el sector extractivo.

Según el diario de La Paz, el valor de las exportaciones peruanas retrocedió 21.8% en febrero frente al mismo mes del año pasado, debido al descenso en los volúmenes exportados y a la caída en los precios de los productos mineros, agrícola, petróleo y gas natural y del sector textil, según datos del Instituto Nacional de Estadística e Informática de ese País.

Mientras que las autoridades colombianas redujeron sus proyecciones de crecimiento del PIB para este año. Los sectores extractivos que antes impulsaron el auge de las exportaciones, en 2013 son los responsables de la disminución del comercio internacional que se redijo en 6,6% en febrero según cifras del ministro de Hacienda colombiano.

Así que en Bolivia es natural que se vea un efecto similar en los primeros meses del año. La alternativa para los países productores de materias primas, concentrados en la economía extractiva no renovable, es la industrialización y las manufacturas.

Las exportaciones de Bolivia en el primer bimestre del año se basaron principalmente en productos básicos, relegando a un reducido 19,5 % la venta de productos elaborados. El total de las exportaciones a febrero de la presente gestión sumó US$1.881MM, según el informe del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El monto total de productos básicos exportados por Bolivia asciende a US$1.574 MM, y los productos elaborados a US$307MM.

 

Comments are closed.