Algunos representantes del sector privado legal siguen presentando objeciones al alza salarial dictada por el gobierno y acordada con los representantes sindicales de la COB.

El aumento es de 8,5% a la masa salarial y de 15% al salario mínimo. El presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, Ronald Nostas, rechazó la aprobación del incremento salarial porque su sector, que al fin y al cabo es el paga los salarios, no fue consultado.

El titular de la Cámara de Exportadores (Cadex) de Santa Cruz, Wilfredo Rojo, afirmó que su sector no tiene las condiciones para aplicar un incremento salarial del 15%.

Rojo, explicó que aumentar los salarios por encima de la inflación de 2014, que fue del 5,19%, perjudicará al sector formal de la economía, que debe enfrentar importantes cargas y alentará más bien al informal, que no paga impuestos y que representa el 80% de la economía nacional

El alza salarial afecta únicamente al sector formal, al sector legal. Hay otras actividades en el país que están libres de estas cargas. El contrabando y el narcotráfico tienen no han sido afectados por esta medida.

El sector formal de la economía nacional enfrenta varios tipos de obstáculos. Ayer, El presidente Evo Morales  dijo que  el evento se efectuará entre el 26 y 27 de marzo. Los sectores legales del agro presentaran una serie de demandas para su sector.

Piden principalmente, seguridad jurídica, la libertad de exportación, libre acceso la  biotecnología  y mejor infraestructura.

Básicamente piden tener las mismas ventajas que tienen los sectores informales e ilegales. Ele el tema del agro es evidente que el sector de la coca excedentaria tiene claras ventajas sobre la producción legal de alimentos.

Están libres de impuestos, no tiene que pagar aumentos salariales y doble aguinaldo, tampoco aportan al sistema de jubilación.

En cuanto a los puntos que exige el agro legal: seguridad jurídica, la libertad de exportación, libre acceso la  biotecnología  y mejor infraestructura. Los sectores ilegales claramente tienen ventaja.

En un tema relacionado, Un nuevo informe del Banco Mundial denominado “Los olvidados, pobreza crónica en América Latina y el Caribe” sitúa a Bolivia en el décimo puesto entre 18 naciones de la región.

El estudio calcula el porcentaje de habitantes que viven en condiciones de pobreza crónica; Bolivia está por debajo del promedio regional con el 22,5 % de pobladores en esta situación. El promedio regional es de 21%.

Uno de cada cinco bolivianos vive en pobreza crónica, esto equivale a más de dos millones de ciudadanos bolivianos en pobreza crónica en el país.

Según el Banco Mundial su situación se torna más precaria a medida que el auge económico que tanto contribuyó a reducir la pobreza comienza a menguar. Esta contracción probablemente elimine uno de los principales motores detrás de la fuerte contracción en la pobreza: un mejor mercado de trabajo.

 

Comments are closed.