El oro subió a su cotización más alta en tres mese y medio tras una ola de compras que buscan refugio tras la noticias de la debilidad del banco portugués (Espíritu Santo) con la mejor calificación crediticia de país. La noticia ha despertado el temor sobre una posible recaída de Europa y una nueva crisis bancaria en la zona del euro.

Mientras tanto el precio del estaño sigue deprimido y se acerca a los 10US$ la libra y el precio de producción en Huanuni.

En Bolivia el precio de la carne sigue generando desacuerdos entre ganaderos y las autoridades del gobierno.

Emapa prevé vender de 15 a 20 toneladas de carne por día. El precio al consumidor y el lanzamiento de la iniciativa serán determinados por el gabinete económico.

Así lo dio a conocer el coordinador general nacional de la estatal Emapa, Miguel Quiroz, que explicó que en el ámbito logístico y operativo todo está dispuesto y que sólo aguardan que el gabinete económico fije el precio al consumidor y el día del arranque del proyecto que abarca Santa Cruz, La Paz, El Alto y Cochabamba, que son los mercados que reportan la mayor escala de especulación en precio de venta de carne vacuna.

Detalló que ganaderos de Santa Cruz y Beni serán los proveedores de las 15 ó 20 toneladas diarias que se prevé comercializar.

La venta de carne por parte de Emapa es una amenaza a los carniceros para tratar de reducir el precio. Pero los problemas de la ganadería en Bolivia son otros.

La Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz), afirmó que el ingreso ilegal de las cooperativas mineras a predios productivos en la Chiquitania, pone en riesgo un 65% del hato ganadero del departamento, por lo que pide seguridad jurídica al gobierno. Sin embargo, los mineros, indicaron que son empresas legalmente establecidas y que trabajan en el marco de la ley, por lo que afirmaron que se toman el derecho de “trabajar en los predios”.

Las amenazas al sector ganadero son muchas. Además de los avasallamientos, Este año vimos los efectos de una política internacional fallida al enfrentar las inundaciones causadas por las dos represas construidas en Brasil que generan inundaciones en tierras de bolivianas. Esto resultó en miles de cabezas de ganado muertas.

Las amenazas con prohibiciones a las exportaciones de carne acompañaron a las inundaciones y la muerte del ganado.

El control de precios en el mercado interno es otro de los factores que a la ganadería, junto a la amenaza de importar carne extranjera para competir con los ganaderos nacionales. Dado que la carne en los países vecinos es más cara que en Bolivia los ganaderos han desafiado al gobierno a importar carne.

Ellos saben que para competir en precio calidad con la carne boliviana Emapa deberá subvencionar el precio de cualquier carne que se importe de los países vecinos.

Si Emapa llega a hacer esto estaría pagando a los ganaderos extranjeros, precisamente precios que no está dispuesta a pagar a los productores bolivianos. Más aun estaría gastando recursos de los bolivianos para subvencionar carne extranjera que compita con la producción nacional.

 

Comments are closed.