Las importaciones de petróleo de China aumentaron en 6,7% en 2012; las cifras de importación de acero y cobre en 2012 también son altas, con aumentos de 8,4% y 14,1% respectivamente. Las cifras de las autoridades aduaneras de China muestran un fuerte aumento en las exportaciones de bienes de 14% con respecto al mes anterior. El precio del petróleo empieza a seguir de cerca a la economía China y sus perspectivas de consumo.

Esta semana el precio del estaño llegó a su punto más alto en 11 meses y cerró el 2012 con un impresionante aumento anual de 22,4%. El mercado de materias primas está muy interesado en el precio ya que se espera que la producción mundial en 2012 haya decrecido entre 6 y 7%.

Mientras tanto, las últimas cifras sobre la producción en China muestran que el sector de los aparatos electrónicos está en recuperación y esto significa que se necesitará más estaño.

En el ámbito nacional hay dos noticias que dominan el tema económico. En primer lugar está el informe sobre la libertad económica de la Fundación Heritage de Estados Unidos que dice que Bolivia retrocedió nueve puntos en el índice de libertad económica, en 2012.

El país se sitúa en el puesto 156 de 185 países y está en el grupo de naciones de “economía reprimida”, superando en la región sólo a Ecuador, Argentina y Venezuela.

En 2011, Bolivia ocupaba el puesto 147 y en 2010 el 146. Según ese informe, la caída se justifica porque “la actitud de Bolivia hacia la inversión extranjera es hostil”.

Bolivia ocupa el puesto 25 de los 29 países de la región del Sur y Centroamérica y Caribe, y su puntaje general está muy por debajo del mundo y los promedios regionales.

En el índice de este año, los países de América Latina no obtuvieron una buena calificación en materia de “libertad económica”, entendida como “el derecho fundamental de todo ser humano de controlar la propiedad de su trabajo”, de acuerdo con la institución.

Para la fundación, en una sociedad económicamente libre, los individuos son libres de trabajar, producir, consumir e invertir de la manera que desean, con un marco de protección estatal, pero sin restricciones. La libre circulación de capital es otro factor importante.

Con los avasallamientos en el agro y en las minas que quedan impunes o son aprobados por el estado con nacionalizaciones, como en el caso de la minería, se explica que el país pierda escaños en el ranking de libertad económica.

Las nacionalizaciones, como la de Iberdrola de la pasada navidad, se termina de explicar el por qué Bolivia no se hace atractiva para los inversionistas extranjeros, esto sin contar con el tema de la red de extorsionadores en el sistema judicial que tiene como bandera el caso de un inversionista estadounidense, encarcelado por invertir en arroz.

El otro tema económico que dominará el ámbito económico es sin duda el anuncio de los choferes que piden levantar subvención de carburantes.

Esta es una noticia algo extraña ya que no es usual que los transportistas pidan que aumente el precio del combustible. Pero en este caso la explicación más que económica es política.

 

Comments are closed.