La economía formal está enfrentada a la economía informal en Bolivia y el rol del Estado en este enfrentamiento no ha sido siempre el de favorecer al sector legal.

Cuando el ministro de Economía Luis Arce Catacora anunció por primera vez el doble aguinaldo, descartó que este aumento en los ingresos del sector formal afectaría a la inflación.

El razonamiento era que sólo el 30% de los trabajadores de Bolivia recibirían el doble aguinaldo porque sólo el 30% de los trabajadores son formales.

Esto no debería ser un motivo de orgullo para nadie. Al fin y al cabo quiere decir que sólo el 30% de los trabajadores del país están protegidos por las leyes laborales. También significa que el 70% de los trabajadores en Bolivia no están protegidos ni tienen los mismos derechos porque son informales e ilegales. Están fuera de la protección del estado y fuera de la legalidad.

Estos trabajadores informales incluyen a los obreros que trabajan para los grandes contrabandistas y sobre todo al sector ilegal. El sector ilegal de la minería de la agricultura del contrabando y del narcotráfico. Estos sectores no sólo que no dan protección a sus trabajadores sino que no aportan al fisco.

Este es ahora un problema porque la caída en los ingresos por exportaciones, 27,5% en el primer cuatrimestre d este año, obliga al estado a buscar otras formas de recaudación. El ministerio de economía dice que este no es un problema y que a pesar de esta caída la economía, o al menos las estadísticas de la economía, seguirán creciendo por encima del 4,5%.

Los fondos para pagar el creciente gasto del gobierno saldrán de un aumento en las recaudaciones fiscales y de endeudamiento. El problema aquí es que sólo el sector formal paga impuestos y sólo este sector formal puede ser presionado para aumentar las recaudaciones.

El resultado hasta ahora ha sido un aumento del 66% en los pedidos de facilidades de pago para pagar impuestos. Entre las recaudaciones de impuestos la partida de los que piden plazos especiales para poder pagar, es la que de lejos ha aumentado más en el último año. Son cifras oficiales.

Para ponerlo en contexto, el IDH tuvo un crecimiento de 0% entre 2013 y 2014 mientras que los aportes bajo facilidad de pagó aumentaron en 66%.

El fisco ahora se enfrenta a los carniceros mayoristas porque quiere que paguen impuestos y han presentado buenos argumentos. El contra argumento de los carniceros también es bueno y es el mismo de todo el sector formal: ¿Por qué ellos sí deben pagar si los demás no pagan?

Sí, por ejemplo, los cocaleros del chapare, donde el 97% de su producción se convierte en cocaína, no pagan impuestos con qué autoridad moral se les va a cobrar impuestos a los carniceros mayoristas.

Si los que venden ropa usada de contrabando no pagan impuestos como se les va a exigir a los carniceros mayoristas que paguen impuestos.

Las autoridades tienen la capacidad de clausura puntos de venta del sector formal pero no del sector informal.

Es bien sabido que en las ferias de ropa usada no se atreve a entrar la policía porque clausura un puesto en una de estas ferias sería suicidio. Y no es el único ejemplo

En el tema de los autos chutos que no pagan impuestos ya se han visto casos de policías que fueron expulsados a pedradas de poblaciones, en el Chapare, Yungas y Challapata por tratar de controlar este sector que tampoco paga impuestos. En el caso más trágico 5 policías fueron acecinados en el Altiplano.

Parecería que sólo los sectores menos violentos pagan impuestos y este es un incentivo perverso, no sólo moralmente sino económicamente también.

 

3 Responses to 10 junio 2015 – Análisis Económico

  1. Ruben dice:

    Muy buenas tardes desde hace ya un buen rato que escucho el análisis económico, y la verdad a mi parecer me parecen muy acertadas pero me gustaría que también se haga un análisis sobre la QUINUA, la cantidad de dinero que nueve, su exportación, y su mercado internacional ya que esta claro que es también nomas un mercado que mueve grandes cantidades de dinero, y es algo que la mayoría de los bolivianos no sabe. No se si es acertada mi petición pero me gustaría que la tomen en cuenta.

    Gracias

  2. Marina Vargas dice:

    Gracias por el análisis. En las mañanas les escucho en radio Panamericana.
    Siento que ante el despilfarro de la supuesta época de las vacas gordas, ahora, como en la edad media, se extorcionará con impuestos a cuantos ciudadanos, empresas, instituciones les parece deban extorcionarlos para salvar políticas sociales aplicadas sin ninguna sostenibilidad. Es lamentable que los que hoy gobiernan nos consideren tal como lo hacían los gobiernos anteriores… También me preguntó por qué los cocaleros, cooperativistas mineros no son objeto de la política impositiva del gobierno?

  3. Soraya Durán dice:

    El pedido de varios sectores de que los cocaleros tributen, es un pedido justo tomando en cuenta la gran cantidad de ingresos que genera este sector, pero desde el punto de vista legal, seria una forma de legalizar una actividad que todos sabemos que tiene un fin ilegal y de esta manera se le otorgaria mas derechos de los que ya tienen los cocaleros.