Según ANF, La exportación de minerales se desplomó en 20 por ciento, es decir en 325 millones de dólares, en el periodo enero-agosto 2012 comparando con similar tiempo del año pasado, de acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

En tanto que la venta de metálicos subió en 49%, es decir en US$ 314,21 MM, a pesar del desplome del estaño metálico y la plata metálica, tomando en cuenta los datos del INE.

Las exportaciones que más cayeron son las del estaño metálico, pues, se desplomaron  en 33 %, equivalente a US$ 95,19 MM, En el periodo enero-agosto 2012.

En tanto que las ventas del mineral de estaño también bajaron, pero en menor porcentaje,  sólo 4%.

En el caso de concentrados de zinc, las exportaciones cayeron en 25%, una caída de US$ 166MM, entre enero-agosto 2011 y 2012.

Las ventas del mineral de plomo se desmoronaron en 36 %, pues, es decir en 59,3 millones.

En la otra cara de la medalla, la exportación de mineral de cobre  trepó en 137 %, un aumento de US$ 9,72MM, de acuerdo con el registro del INE.

La caída en la venta de metales, no está sólo relacionada a los paros bloqueos y avasallamientos. También está relacionada con los cambios en el mercado internacional que ha reducido sus compras en espera de una reducción en la demanda internacional.

Bolivia es un proveedor de materias primas por excelencia. Más del 50% es gas natural, más del 22% son minerales, inclusive las materias primas agrícolas representan alrededor del 12% de las exportaciones bolivianas.

Sin embargo, según la constitución, las políticas estatales deberían apuntar a fortalecer la industrialización. En este tema se aproxima una fuerte disyuntiva para el gobierno y las políticas económicas que se deben implementar.

Santa Cruz y Puerto Suárez sueñan con convertirse en un polo de desarrollo del cemento pero ni el gobierno ni la estatal petrolera YPFB oficializan si habrá gas para dos megaproyectos de las empresas Itacamba y de Soboce en la localidad de Yacuses (Puerto Suárez).

El socio mayoritario de la Sociedad Boliviana del Cemento, Samuel Doria Medina anunció que el emprendimiento de una nueva fábrica de Cemento en el departamento de Santa Cruz requerirá una provisión de gas natural de 10 millones de metros cúbicos (Mm3).

Según la constitución la política hidrocarburífera del país debería priorizar estos proyectos. Pero es un tema que ya hemos visto fracasar con la Jindal que debía explotar el Mutún.

Bolivia no produce suficiente gas para abastecer estos proyectos de consumo interno de gas natural. No lo suficiente como parar abastecer el mercado interno y el externo al mismo tiempo.

Es decir que deberíamos, según la constitución, priorizar el consumo interno. Pero eso significa dejar de percibir los ingresos del gas que vendemos a Brasil o Argentina. El hecho de que lo esté proponiendo un líder opositor que es casualmente el socio mayoritario de Soboce le da una dimensión política a este problema netamente económico.

El artículo 367 de la Constitución Política del Estado dice: “La explotación, consumo y comercialización de los hidrocarburos y sus derivados deberán sujetarse a una política de desarrollo que garantice el consumo interno. La exportación de la producción excedente incorporará la mayor cantidad de valor agregado.”

Por lo tanto Bolivia deberá garantizar los 10MMm3d para la cementera antes de exportar gas natural.

Exactamente lo mismo que pasó con la Jindal que fue expulsada por que Bolivia no podía darle los 6MMm3d que necesitaba, Y eso tomando en cuenta que la Jindal había reducido su necesidad de 10MMm3d.

 

Comments are closed.