Sin duda la noticia del día es el atentando contra la credibilidad del INE que ya venía siendo cuestionado por las cifras inverosímiles de la inflación y por no hacer más encuestas sobre pobreza en el país desde 2008.

En una demostración de la falta de independencia del INE, fue la ministra de Planificación del Desarrollo, Viviana Caro quien presentó las nuevas cifras y no el director del Instituto.

Según El Deber de Santa Cruz, las nuevas cifras generan: Desconcierto y Malestar. El Gobierno sorprendió con la noticia del cambio de cifras, que devuelven a La Paz el primer lugar en población. El margen de error del censo llegó a un 7%

Medidas. El gobernador Costas calificó de ‘genocidio estadístico’ los datos de la consulta y pidió renuncias. El Comité Cívico llamará a Asamblea de la Cruceñidad

En medio año, los cruceños pasaron de la expectativa, generada por su primer lugar en población, a la confusión y a la desconfianza por los datos finales del censo 2012.

Mientras la atención del país se distrae en el tema del Censo  y nuevos resultados, algunos temas que de otra manera recibirían gran atención están pasando desapercibidos.

Según El Día de Santa Cruz, Protección al Consumidor de la Alcaldía constató que las panificadoras están reduciendo el peso del pan entre 10 y 20 gramos, debido a la especulación de la harina que existe en el mercado.

Según Paúl Cortez, director de Protección al Consumidor, informó que  ante la especulación del precio de harina importada, el peso del pan se había reducido de 50 y 40 gramos a 30 en los centros de abastecimiento, por ello se están realizando controles en conjunto con el Instituto Bromatológico Boliviano a 20 panificadoras de la ciudad.

“Hace tres meses que el pan está siendo comercializado con un peso de 30 gramos, siendo el peso ideal de 50 gramos.

Esta situación ha sido consultada con las panificadoras y adujeron que esto se debe a que el precio de la harina importada desde Argentina escaseaba y que los comerciantes vendían el producto más caro, situación por la que optaron por reducir el peso, antes que incrementar el precio de este producto”, explicó Cortez.

Otro tema de interés nacional se que está pasando desapercibido es el tema de las preferencias arancelarias que otorga EEUU a los exportadores Bolivianos que están a punto de terminar.

Según Página 7, los empresarios privados anunciaron ayer que el Gobierno y los exportadores realizan gestiones ante EEUU para que este país ratifique el beneficio del Sistema Generalizado de Preferencias (SGP) a favor de las exportaciones bolivianas.

“Hasta el momento sabemos que se están haciendo las gestiones de parte de la Cancillería y del sector exportador para que este mecanismo pueda continuar con la vigencia de las preferencias arancelarias”, afirmó ayer el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Daniel Sánchez.

Las gestiones no sólo dependen de Bolivia, sino del Congreso de Estados Unidos.

El Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) informó que a los exportadores sólo les queda esperar la decisión del Congreso estadounidense. “Estamos a la espera de los resultados de Washington, porque a partir del 1 de agosto (hoy) nuestras exportaciones y de otros 129 países más deberán pagar los aranceles de importación en su totalidad. Estamos hablando de que se puede perder más de 100 millones de dólares que eran cobijados bajo este beneficio que nos daba el mercado estadounidense”, indicó la gerente técnica del IBCE, Esther Peña.

EEUU sigue siendo el mayor socio comercial de Bolivia fuera de las exportaciones de gas natural.

 

Comments are closed.